No todo es trabajar… Tomate tu tiempo para desconectar.

Vivimos en una época en la que sin darnos cuenta, nos la pasamos conectados en todo momento con el trabajo y con las redes sociales, pendientes de lo que pasa en el mundo sin darnos cuenta que nosotros también necesitamos un tiempo para desconectar de todo! Si de todo!!!

Empecemos por desconectar del trabajo, ya que se puede decir que la mayoría de personas cumplimos con una jornada laboral de 40 e incluso hasta 50 horas semanales, y lo más lógico e importante para nuestra salud mental y bienestar personal es desconectar del trabajo una vez se ha terminado la jornada laboral, y si eres de los afortunados que no trabaja los fines de semana, entonces aprovecha esos dos días para desconectar realmente, no atiendas el móvil, si tu jefe te llama, te mereces tu descanso y despejar la mente, compartir con familiares y amigos, o simplemente tomarte un tiempo para ti, dedicarte a nutrir tu cuerpo, espíritu y mente, a través de actividades que te apasionen y disfrutes y que lo más probable hayas dejado de realizar por motivos laborales, así que hoy es momento de decir ya es suficiente, mi tiempo personal es mi tiempo personal, y lo quiero dedicar a mejorar mi calidad de vida y bienestar personal.  El desconectar los fines de semana o un día a la semana de tu rutina tiene muchas bondades y ventajas, vamos a ser sinceros uno de los mayores placeres de la vida es el sábado o el domingo tener la posibilidad de despertarte tarde, o de quedarte en cama un rato más sin tener la obligación de levantarte temprano y salir corriendo a trabajar, el empezar el día bien descansado y sin preocupaciones de nada, disfrutar de un buen desayuno en compañía de tus seres queridos y planificar un día de ocio y diversión para así desconectar y disfrutar, puede que no seamos consciente de ello, pero el poder hacer esto es fundamental para nuestro bienestar personal, encontrar ese equilibrio entre el trabajo, la familia, tiempo para dedicarnos a nosotras mismas, y renovar nuestras energías, y si a esto le sumamos el Cheat Day en cuanto a nuestra rutina nutricional rompiendo un día a la semana nuestra dieta y tal vez disfrutar de ese postre o comida especial siendo conscientes de que es una ocasión especial y que no lo podemos volver costumbre, claro está! Si no ya dejaría de llamarse Cheat Day y se volvería una rutina nada saludable, así que si eres de las personas que aprovecha uno de sus días de descanso para un Cheat Day en su rutina siempre ten presente que es un día a la semana que se puede hacer y ese día que lo hagas intenta compensar con actividades al aire libre donde puedas ejercitarte y encontrar un equilibro entre romper la dieta pero quemar esas calorías extras que has incluido en tu alimentación. Así que disfruten su fin de semana o día libre, aprovechen de desconectar y dediquen tiempo extra para ustedes a nivel personal, emocional y espiritual.

 Suficiente estrés tendrás empezando el lunes y volviendo a tu jornada laboral, pero te aseguro que si te has tomado tu día libre o fin de semana para desconectar realmente, empezaras tu semana renovada y con mucha más energía y ganas para afrontar lo que se te presente. Recuerda que dependes de las decisiones que tomes y está en tus manos el mejorar tu calidad de vida y crecimiento personal.     

No todo es trabajar… Tomate tu tiempo para desconectar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *