Como mantener tu rutina de ejercicios en los días calurosos.

Cuidado con las olas de calor y los días con altas temperaturas. Pero eso no es excusa para dejar de hacer ejercicio y entrenar en los días que son más calurosos y las temperaturas suelen llegar a más de 40º grados. Eso sí, tampoco lo podemos tomar a la ligera, es conveniente pararnos a pensar cual es la mejor manera de entrenar bajo el calor con seguridad. Y para eso, debemos prepararnos adecuadamente. Ya que si no lo hacemos podríamos recibir un golpe de calor o shock térmico que es el sobrecalentamiento que sufre el cuerpo debido a altas temperaturas o exceso de ejerció físico, y se origina a consecuencia de un fracaso agudo de la termorregulación, la falta de hidratación hace que diversos órganos dejen de funcionar como lo harían de forma habitual.

¿Te gustaría saber cómo hacer para mantenerte en forma y que tu cuerpo no sufra por las consecuencias de las altas temperaturas?

Vigila el horario: Se recomienda situar el entrenamiento en las horas más frescas, ya sea a primera hora de la mañana o las últimas de la tarde (a partir de las 20h). Debemos evitar durante las horas centrales ya que es momento en donde el sol está en su punto más álgido y hay menos sombra. Si prácticas deporte en el exterior, y si realizas tu entrenamiento en interiores lo más recomendable es que sean lugares frescos.

Mantente hidratado: También, es importante evitar la deshidratación, tanto antes de la actividad física como durante el ejercicio cada 20-30 minutos se debería beber agua. El hidratarnos adecuadamente es imprescindible, ya que si nuestro cuerpo pierde mucha agua a través del sudor, la deshidratación amenaza nuestro bienestar. La fruta también es una buena aliada para hidratar.

Cuida tu piel del sol: Otra cuestión importante es llevar protector solar. Protegerse del sol con una crema ligera y resistencia al sudor es básico, sobretodo en la cara y los antebrazos. Así, estamos previniendo cáncer de piel por la radiación solar o insolación. Escoge bien la ropa que te pones, ya que la ropa adecuada nos ayudará a protegernos del calor. La recomendación, es utilizar ropa cómoda, funcional, ligera y de colores claros, de materiales que te dejen transpirar muy bien. Evitando al máximo prendas muy ceñidas para evitar rozamientos con la ropa, es recomendable llevar ropa que nos cubra al máximo posible el cuerpo para protegernos de picaduras y de rayos de sol. Y usar gorra es ideal para absorber la mayor parte del calor en la cabeza.

Cuida tu alimentación: Por otro lado, debemos cuidar lo que comemos. Escoger alimentos de temporada con un alto contenido en agua un ejemplo, puede ser la sandía o melón, frutas que contienen hidratos de carbono y sobre todo, agua.

Para finalizar, es importante reducir la intensidad. Es lo más normal del mundo que notes que verano te cansas rápidamente y te cuesta recuperarte tras hacer ejercicio. Esto es debido que las altas temperaturas afectan nuestro organismo, que ha de adaptarse a las a los altos grados de calor. Las altas temperaturas también hacen que nuestros músculos entren en calor más rápido, por lo que la entrada en calor que prácticas en invierno puede ser excesiva en verano,  Si nos encontramos mal debemos parar de forma inmediata y bajar la temperatura hidratándonos.

El calor afecta a todos por igual, por lo cual debemos prestar más que nunca atención a las señales que nuestro cuerpo nos da para seguir manteniendo una vida saludable.

Como mantener tu rutina de ejercicios en los días calurosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *